Saltar al contenido
Blog.kubekings.com

Cómo hacer el Megaminx

Cuando te adentras un poco en el mundo de los cubos de rubik, comienzas a ver la gran variedad de rompecabezas de los que se compone y… ¡vaya, existen muchos más a parte del clásico rubik 3×3! En este tutorial vamos a aprender a resolver el Megaminx.

El megaminx es como un 3×3 pero extrapolado a un dodecaedro. Para resolver un megaminx será necesario que previamente sepas hacer un cubo de rubik 3×3. Si todavía no sabes, aquí te dejamos el tutorial sobre cómo resolver el cubo de rubik 3×3.

Antes de comenzar, es importante que cuentes con un buen rompecabezas, que no se quede atascado en los movimientos. Puedes pasarte por nuestra categoría de Megaminx, donde tenemos más de 30 modelos con diferentes precios y calidades. Si no te decides, nosotros te recomendamos el QiYi QiHeng S Megaminx (Sculpture), un puzle que cumple las tres “B” (bueno, bonito y barato).

En este tutorial, aprenderemos a hacer el megaminx de una forma muy parecida a un cubo 3×3.

¡Empezamos!

Piezas del megaminx

El megaminx es un dodecaedro que se compone de 62 piezas, de las cuales 50 son móviles. Por tanto, nos encontraremos con:

  • 12 piezas centrales
  • 20 esquinas
  • 30 aristas.

Al igual que en el 3×3, los centros solo tienen un color y son fijos, las aristas cuentan con dos colores y las esquinas con tres. Asimismo, en cada cara encontraremos un centro, 5 aristas y 5 esquinas.

Notación Megaminx

Aunque pueda parecer complicada, la notación del Megaminx es bastante sencilla.

Coloca el rompecabezas con la cara blanca mirando hacia arriba y la cara verde de frente a nosotros. Con el puzzle en esta posición la nomenclatura de las caras es:

  • U: Cara blanca
  • D: Cara Gris
  • F: Cara verde
  • R: Cara Roja
  • L: Cara Lila
  • r: Cara Amarilla Claro
  • l: Cara Azul Claro

En la imagen puedes ver mejor la letra que corresponde a cada cara. Si quieres hacer giros en las caras que están en la parte posterior, primero tendrás que rotar el megaminx 180º.

Al igual que en el resto de cubos, la letra normal (U) representa un giro en sentido de las agujas del reloj y, cuando la letra va acompañada de un apóstrofe (U’,  significa que el giro debemos hacerlo en sentido antihorario.

Esta es la notación que usaremos para designar los algoritmos. En los scramble oficiales podrás observar que la notación es algo diferente, pero para aprender el a resolverlo mediante el método sencillo, no es necesario conocer más.

Cómo hacer la primera capa del megaminx

Cómo hacer la cruz del megaminx

El primer paso para resolver nuestro megaminx es realizar una cruz blanca. Se haría de la misma forma que hacemos la cruz del 3×3.

Tenemos que ir buscando las aristas que tengan color blanco e ir insertándolas hasta que obtengamos nuestra cruz blanca. En un cubo 3×3 para formar la cruz tenemos solo cuatro aristas, mientras que en el megaminx encontraremos 5, pero hacerla resulta igual de sencillo que en el cubo de rubik 3×3.

 

Cómo insertar las primeras esquinas del megaminx

El segundo paso consiste en insertar las esquinas. Para ello, haremos lo mismo que en el 3×3, es decir, debemos insertar aquellas esquinas que tienen una de sus caras de color blanco.

Busca una esquina que tenga alguna de sus caras de color blanco y colócala debajo de la esquina donde tiene que ir. Una vez tengamos la pieza en esta posición, rotamos el cubo para que la esquina se quede a nuestra derecha. Nos podemos encontrar tres casos.

  1. La cara blanca se queda mirando hacia abajo.
  2. La cara blanca se queda mirando hacia la derecha.
  3. La cara blanca se queda de frente a nosotros.

En las siguiente ilustraciones te dejamos el algoritmo que tienes que aplicar en cada uno de los casos.

 

Cómo insertar las aristas de la segunda capa

En tercer lugar, insertaremos las aristas que están junto a las esquinas que acabamos de colocar, es decir, las aristas adyacentes.

Para colocar las aristas de la segunda capa, seguiremos prácticamente los mismos pasos que en un 3×3. Por ejemplo, imagina que tenemos el cubo en la posición en la que hemos comenzado, es decir, con la cara blanca hacia arriba y cara verde en el frente. En este caso, podemos encontrarnos con dos situaciones: (1) que la arista se queda a la derecha o (2) que la arista se quede en la cara frontal.

Veamos detenidamente cada uno de ellos.

 Caso 1 – La arista queda a la derecha

Buscamos una arista que tenga  los colores rojo y verde y la ponemos de forma que quede color con color igual que en la siguiente ilustración. Luego aplicaremos el siguiente algoritmo (r F r’ F’ – r’ R’ r R).

r F r' F' - r' R' r R
r F r’ F’ – r’ R’ r R

 

Este algoritmo consta de dos partes:

  • En la primera juntaremos la esquina y la arista.
  • En la segunda parte insertaremos la esquina y la arista juntas

 Caso 2 – La arista queda en el frente

En la situación anterior, hemos buscado la arista que tenga los colores verde y rojo y la hemos puesto color con color. Sin embargo, en este caso, la arista se queda en la cara frontal, igual que en la ilustración.

r' R' r R - r F r' F'
r’ R’ r R – r F r’ F’

 

Para resolver este caso, aplicaremos el siguiente algoritmo (r’ R’ r R – r F r’ F’).

Como puedes ver, este algoritmo esta dividido en dos partes:

  • En la primera, juntamos la arista y la esquina.
  • En la segunda, volvemos a insertar la esquina en su posición correcta, pero esta vez junto a la arista.

Resolver esquinas y aristas del resto de capas

Una vez que hemos resuelto las esquinas y aristas de la primera y segunda capa, tenemos que insertar el resto, hasta que solo nos falte la última capa, igual que un 3×3.

Capa roja

Ahora, por ejemplo, nos fijamos en la cara roja. En este caso, nuestro objetivo será acabar la cara de este color. Para ello, deberemos colocar las aristas rojas que nos faltan con cuidado de no romper lo que ya tengamos hecho. Se realiza del mismo modo que lo hemos hecho anteriormente, e igual que lo haríamos en el 3×3.

Cuando hayamos puesto las aristas de la capa roja, colocaremos las esquinas que nos faltan de esta misma capa. Se hace de la misma manera que lo hemos hecho en la primera capa.

Buscamos esquinas con una cara de color rojo, la colocamos debajo de la posición donde tiene que ir e, igual que antes, la insertamos. Si nos resulta más sencillo, podemos colocar la cara roja hacia arriba para insertar las esquinas.

Igual que ocurría en la primera capa, nos pueden salir tres casos.  Puedes verlos en las siguientes ilustraciones:

*¡Ten cuidado con los movimientos, debes intentar no romper lo que ya tienes hecho!

Cuando tengamos nuestra cara roja completa, el siguiente paso será colocar las tres aristas que correspondan a las últimas esquinas que acabamos de poner: rosa-azul, rosa-amarillo claro, amarillo claro-verde. Las aristas las vamos a colocar de la misma forma que venimos haciendo.

Como veis es muy sencillo y estamos usando los mismos pasos que usamos en el cubo 3×3.

Capa amarilla

Cuando terminamos con la capa roja, rotamos el cubo y seguimos por la amarilla. La vamos a hacer de la misma forma que hemos hecho la cara roja: primero colocamos las aristas y después las esquinas.

Debemos tener mucho cuidado al colocar las esquinas, pues una de ellas nos va a suponer el movimiento de la capa roja que acabamos de hacer. Esta esquina será la amarilla-azul-verde. Para insertarla correctamente, sin romper nada, seguiremos los siguientes cuatro pasos:

  1. Hacemos un giro anti-horario a la capa verde. De esta forma protegemos lo que ya tenemos hecho.
  2. Ahora tenemos que llevarnos la esquina que queremos insertar a la capa gris y la colocarla debajo de la esquina donde la queremos insertar.
  3. Insertamos la esquina como hemos hecho anteriormente.
  4. Por último, damos un giro en sentido horario a la capa verde para que la cara amarilla se quede hecha.

En las siguientes ilustraciones te mostramos un ejemplo:

Una vez hayamos terminado la capa amarilla, al igual que en el caso de la  roja, debemos de colocar las aristas adyacentes.

En esta ocasión, nos encontraremos con una situación igual a la que tuvimos en la última esquina amarilla, es decir, no podremos colocar una de las aristas de forma directa, sino que tendremos que hacer un falso giro para situarla en la posición adyacente, y de ahí, colocarla en su lugar correcto.

La arista que no podremos insertar a la primera, será la verde-azul. Para insertarla nos podremos encontrar con dos casos que se solucionan de la siguiente forma:

Último par suelto

Una vez realizado el F2L de la capa blanca, roja y amarilla, podemos observar nuestro megaminx. Veremos que todavía nos falta por hacer una capa azul claro, la capa gris y, finalmente, un par de piezas (esquina y arista) que corresponden al azul-verde-rosa. Nos fijaremos en estas dos piezas, pues tendremos que resolverlas antes de pasar a las últimas capas del cubo.

Inserta, igual que hiciste en los casos anteriores, la esquina azul-verde-rosa y la arista rosa-verde.

Resolver penúltima capa megaminx

Capa azul

Si hemos hecho todos los pasos descritos correctamente,  al observar nuestro megaminx, veremos que únicamente nos faltan por completar dos capas, la azul clara y la gris.

Por tanto, la penúltima capa que resolveremos en nuestro megaminx será la azul clara.

Vamos a comenzar insertando la esquina verde claro – lila – azul claro. Tenemos que tener cuidado con los movimientos que hacemos, intentando no romper nada. Pero no te preocupes, pero no tendrás muchos problemas para hacerlo, puesto que  nos podemos mover por la cara gris y azul claro. El proceso de insertarla es igual que los casos anteriores.

Una vez insertada esta esquina, colocaremos las dos aristas adyacentes; es decir, la arista azul-verde y la arista azul-lila. Para ello, colocaremos estas dos aristas en su posición correcta, pero al lado del lugar donde vamos a insertarlas, tal y como se muestra en las siguientes imágenes. Para resolverlo bastará con unos sencillos algoritmos que podrás ver en el pie de estas imágenes.

 

Cuando tengamos realizado ese conjunto de esquina y dos aristas, el siguiente paso será insertar las dos esquinas adyacentes a las aristas que acabamos de colocar; es decir, la esquina azul-lila-naranja y la esquina azul-verde-naranja clarito. Las esquinas se colocan de la forma habitual, por lo que no será complicado.

Una vez insertadas, colocaremos las dos aristas adyacentes a estas dos esquinas: azul-naranja y azul-naranja clarito. Estas dos aristas también se colocan igual que las anteriores. Como veis, la resolución del megaminx sigue el patrón de resolución esquina-arista.

Resolver última capa megaminx

Realizar la última cruz en megaminx

Cuando insertamos las dos últimas aristas, veremos que sólo nos queda por terminar la capa gris.

¡Ánimo, ya queda poco para resolver nuestro megaminx!

En esta última capa, podemos encontrarnos con con cuatro casos: el punto, “las 9”, la línea o la cruz ya hecha. Estos casos son iguales que los que nos aparecen en el cubo 3×3.

Para realizar la cruz completa, pondremos en práctica el algoritmo que usamos en el cubo 3×3 tantas veces como sea necesario; es decir, si tenemos una línea sólo lo tendremos que usar este algoritmo una vez pero, si tenemos el punto lo haremos tres veces.

El algoritmo es el siguiente F R U R’ U’ F’.

Ten en cuenta que el cubo debe cogerse de la misma forma que  un rubik 3×3, para que el algoritmo salga bien, tal y como se muestra en las siguientes imágenes.

Veamos como resolver cada uno de estos casos de forma más exhaustiva:

Hacer la cruz cuando te sale el punto

Cuando nos salga el punto, tendremos que dejar la arista gris a nuestra izquierda (igual que se ve en siguiente imagen). Después, aplicaremos el algoritmo F R U R’ U’ F’ una vez, hacemos U2 y volvemos aplicar el algoritmo F R U R’ U’ F’ dos veces más.

Con esto ya tendremos la cruz.

Hacer la cruz cuando te sale “las 9”

Cuando nos salen “las 9”, tenemos que poner el cubo igual que te mostramos en la ilustración y aplicaremos el algoritmo F R U R’ U’ F’ dos veces.

Hacer la cruz cuando te sale la linea

Este es el caso más sencillo, pondremos el cubo igual que en la imagen y aplicaremos el algoritmo F R U R’ U’ F’ solo una vez.

Orientar las aristas de la última cruz

Una vez que tenemos las aristas en su posición correcta, nuestro objetivo será orientarlas. Para orientar las aristas aplicaremos el algoritmo del 3×3 pero con una pequeña modificación.

Algoritmo: R U R’ U R U U U R’

Primero, tenemos que  tener dos aristas bien colocadas. Si no es nuestro caso, es decir, no las tenemos, aplicaremos el algoritmo R U R’ U R U U U R’ una vez, con ello conseguiremos  cambiar la posición de las aristas y buscar que dos aristas adyacentes estén bien colocadas.

Cuando tengamos dos aristas adyacentes que coincidan con su centro, las colocamos de forma que una quede de frente a nosotros y la otra a nuestra izquierda. Una vez en esta posición, tendremos que aplicar el algoritmo R U R’ U R U U U R’ una o dos veces.

Lo aplicamos una vez y miramos si coinciden todas las aristas con los centros, si aun no coinciden lo aplicaremos otra vez sin mover el cubo.

Ordenar las esquinas de la última capa

Cuando tengamos nuestra cruz con todas las piezas bien ordenadas, será el momento de pasar a ordenar las esquinas.

Para ordenar las esquinas usaremos el mismo algoritmo que en el 3×3 pero, esta vez, deberemos coger el megaminx tal y como te mostramos en la siguiente imagen para que funcione.

Al ordenar las esquinas de la ultima capa del megaminx, nos podemos encontrar cuatro casos:

  • Primer caso: todas las esquinas están mal.

Si ninguna esquina esta en su posición correcta, aplicaremos el algoritmo desde cualquier posición, para buscar que, por lo menos, una esquina este en su posición correcta, aunque este rotada. Aplicamos el algoritmo U R U’ L’ U R’ U’ L una vez y miramos si alguna esquina esta bien. Si aun no tenemos ninguna, repetimos el proceso las veces que sea necesario (lo normal es tener que aplicarlo una o dos veces).

  • Segundo caso: Una esquina esta bien.

Si tenemos solo una esquina bien colocada, la pondremos justo frente a nosotros y aplicaremos el algoritmo U R U’ L’ U R’ U’ L. Con esto, lo que buscamos es tener dos esquinas adyacentes bien.

Tenemos que tener en cuenta que cuando hacemos este algoritmo, la esquina que esta frente a nosotros y la que esta a su derecha no se mueven de su posición.

  • Tercer caso: Dos esquinas adyacentes están bien.

Cuando tenemos dos esquinas bien, las colocamos de forma que queden una frente a nosotros y la otra a nuestra derecha. Con el Mega en esta posición, aplicamos el algoritmo  U R U’ L’ U R’ U’ L una vez y miramos si ya están todas las esquinas en su posición, en caso de no estarlo, lo aplicaremos una vez más desde la misma posición.

  • Cuarto caso: Todas las esquinas están en su posición. Te has ahorrado un paso puedes pasar a orientar las esquinas.
U R U' L' U R' U' L
U R U’ L’ U R’ U’ L

 

Orientar las esquinas de la última capa

Una vez que tenemos todas las esquinas colocadas en su posición correcta, es hora de orientarlas y finalizar nuestro megaminx.

El Algoritmo que usaremos en esta ocasión será el siguiente: R’ r’ R r

Este algoritmo tenemos que repetirlo tantas veces como sea necesario hasta que nuestra esquina se coloque en su posición correcta. Una vez insertada con el gris hacia arriba, giraremos la capa U para poner en nuestra derecha otra esquina que este rotada. Volveremos a repetirlo sin girar el cubo hasta que el gris quede mirando hacia arriba. Lo haremos así hasta que todas las esquinas estén bien orientadas.

R’ r’ R r
R’ r’ R r

 

¡Y…ya hemos terminado nuesto megaminx! ¿Qué te ha parecido este tutorial?

Esperamos que te haya servido de gran ayuda pero, si todavía te queda alguna duda, puedes apoyarte en nuestro tutorial de youtube o dejarnos un comentario, ¡la resolveremos lo antes posible!

Tutorial del Megaminx en vídeo

En Kubekings.com tenemos más de 30 modelos diferentes de megaminx. Puedes verlos todos aquí y elegir el que mejor se adapte a tus necesidades.

Solve It!